El Grupo L’Oréal ha presentado sus planes para atraer a la próxima generación de consumidores chinos de productos de lujo. Se trata de una estrategia basada en la introducción de innovaciones, como el lanzamiento, en enero, de la marca de belleza instrumental, Clarisonic, o la próxima inauguración de la nueva boutique de Yves Saint Laurent Beauté. “Alrededor de 250 millones de nuevos consumidores chinos serán usuarios potenciales de nuestros productos en los próximos 10 a 15 años, así que China será clave para alcanzar nuestro objetivo de lograr mil millones más de nuevos consumidores. Muchos de ellos disfrutarán de nuestras marcas de lujo, un segmento en el que nos basaremos para construir el futuro del Grupo”, ha señalado Jean-Paul Agon, presidente y consejero delegado del Grupo L'Oréal.

Desde que introdujera Lancôme en 1993, L'Oréal Luxe ha sido referente en el segmento de la belleza de lujo en China. L'Oréal Luxe ha lanzado en el país marcas de lujo internacionales de belleza y la apertura de espacios en grandes almacenes en numerosas ciudades. Tras 20 años de presencia en el país y 10 marcas de lujo (pronto 11 con el próximo lanzamiento de Yves Saint Laurent Beauté), L'Oréal Luxe es el grupo cosmético de lujo en China, con un crecimiento de 1,3 veces el mercado.

La división L’Oréal Luxe facturó en 2012 más de 5.560 millones de euros, un 16% más que el año anterior, unas cifras muy positivas gracias al dinamismo de los nuevos mercados. Así, 2012 se convirtió en un año crucial para la estrategia de internacionalización del Grupo al lograr que los nuevos mercados se convirtiesen en la primera zona geográfica en ventas. Sólo la zona de Asia Pacífico obtuvo un crecimiento del 18,4% y en China el Grupo creció más rápidamente que el mercado.

En su estrategia de universalización, el compromiso del Grupo L’Oréal es el de lograr una comprensión profunda del consumidor chino y conocer las características de la piel y el cabello chino. Todo ello gracias a la inversión a largo plazo en I D del Grupo, que este año superó los 790 millones de euros, y la creación de centros de investigación en todo el mundo, como el de Pudong (Shanghai), para estar cada vez más cerca de sus consumidores.

L'Oréal Luxe ha adaptado su oferta a los hábitos culturales, las preferencias de textura y los rituales de belleza de las mujeres y hombres chinos, proporcionándoles productos a medida como la Crema Nera Extrema de Giorgio Armani. Además, los consumidores chinos demandan ingredientes de la medicina tradicional china en los que L’Oréal se ha inspirado para sus formulaciones como Énergie de Vie de Lancôme, que utiliza extractos de raíz de rhodiola, genciana y ñame silvestre.