AMDPress.- El Consejo de Administración de La Seda de Barcelona, SA ha aprobado una ampliación de capital de 45 millones de euros, que queda tan sólo pendiente del visto bueno definitivo por parte de sus principales accionistas a la nueva estrategia de la empresa. En este sentido hay que recordar el reciente anuncio de convertirse en cabecera de holding de la que colgarían IQA (Industrias Químicas Asociadas), Catalana de Polímers e Inquitex. Ahora, según recoge el diario Expansión, La Seda podría estar estudiando la venta de IQA y la posible compra de la portuguesa Selenis (fibras y polímeros), controlada por Imatosgil, que es socio en La Seda con un 5,02% y tiene apalabradas compras para llegar al 18,93%