AMDPress.- El comisario europeo de Fiscalidad y Unión Aduanera, Lászió Kovács, ha informado de que la CE está estudiando la introducción de la obligación de un etiquetado que especifique el origen de las mercancías en el mercado único para mejorar la competitividad de la industria de la UE. Esta medida, que se aplicaría a ciertas categorías de importaciones, serviría para frenar la piratería y las falsificaciones de productos provenientes de países terceros y ayudar a los consumidores a estar mejor informados a la hora de comprar.

Actualmente, la CE está analizando las respuestas a la consulta pública que se lanzó al sector industrial, los sindicatos, consumidores y otras instituciones europeas con el fin de determinar la utilidad de este tipo de etiquetado, que también mejoraría los controles de aduanas y evitaría la falsificación.

En este sentido, la CE adoptó el pasado 20 de abril de 2004 una directiva que armonizaba los medios de los Estados miembros a la hora de proteger los derechos de propiedad intelectual y establecer un marco general para el intercambio de información. El 10 de noviembre del mismo año, la UE adoptó también una estrategia destinada a velar por los derechos de propiedad intelectual en países terceros, que desde 1998 ha sufrido un incremento de violaciones del 1000%. Por último, el ejecutivo comunitario presentó el pasado 12 de julio una propuesta de directiva relativa a las medidas penales destinadas a hacer respetar los derechos de la propiedad intelectual.