AMDPress.- L'Oréal ha finalizado los seis primeros meses de 2002 con una cifra de ventas de 7.400 millones de euros, lo que representa una tasa de crecimiento del 5,6% respecto a la primera mitad del año anterior. Los lanzamientos realizados por la compañía a lo largo de los últimos doce meses han sido en buena parte artífices de estos resultados, al haber obtenido muy buena aceptación, según recoge L'Oréal en un comunicado. El beneficio neto, por su parte, ha ascendido a 761,1 millones de euros, un 29,6% más que en 2001.

Según Lindsey Owen-Jones, presidente y consejero delegado de L'Oréal, la confianza en los resultados finales del ejercicio se han reforzado, por lo que 2002 debería ser un buen año para L'Oréal a pesar del impredecible clima económico actual.