AMDPress.- La división de productos de tisú de la multinacional norteamericana Kimberly-Clark registró un incremento del 14,8% durante el cuarto trimestre del año, hasta totalizar 1.147 millones de euros (1.450 millones de dólares). De este total, en Europa las ventas protagonizaron un crecimiento espectacular, del 25%, como resultado de la mejora en las tasas de cambio del euro y de la libra inglesa, mientras que en Norteamérica tan sólo crecieron un 5%.

Sin embargo, el negocio de cuidado personal creció pero en menor medida, un 9,5%, hasta conseguir unas ventas 1.040 millones de euros (1.315 millones de dólares). Esta división en Europa aumentó su facturación más de un 7%, al tiempo que en Norteamérica las ventas crecieron un 4% debido, en mayor parte, al buen comportamiento de las ventas de los nuevos Huggies diaper-pants.

Por todo ello, la cifra total de ventas ascendió a 2.929 millones de euros (3.702 millones de dolares), lo que representa un incremento cercano al 11% respecto al mismo periodo del año precedente. Este ascenso fue impulsado tanto por la consolidación de su filial brasileña, Klabin Kimberly S.A -controla el 100% tras la adquisición en agosto del 50% que le quedaba- como por la adquisición en febrero pasado de Klucze, negocio alemán de productos de tisú. Ambas operaciones supusieron un 2% de las ventas totales.

Finalmente, la compañía ha comunicado que el beneficio neto durante el periodo acotado creció un 24% hasta totalizar 392 millones de euros (495,5 millones de dólares), mientras que el beneficio bruto logró incrementar su cifra un 13,7% hasta los 1.008 millones de euros (1.274 millones de dólares).

Extrapolando los datos al conjunto de los doce meses del año, las ventas netas del grupo ascendieron a 11.353 millones de euros (14.348 millones de dolares), con un incremento del 5,8%. Por su parte, el beneficio neto fue de 1.340 millones de euros (1.694 millones de dólares), habiéndose incrementado un 1,2%.