Aral Digital.- La multinacional Kimberly-Clark ha registrado una facturación de 3.564 millones de euros en el tercer trimestre del año, que supone un incremento del 1,3% respecto a los datos del mismo periodo de 2009. Asimismo, el fabricante estadounidense ha obtenido un beneficio neto atribuible de 336 millones de euros, un 19,4% menos que los 418 millones del año pasado.

En el conjunto de los nueve primeros meses del año, la compañía de Kleenex y Huggies ha logrado un beneficio neto atribuible de 970 millones de euros, un 2,9% menos que los 1.000 millones del mismo periodo de 2009. Por su parte, la facturación ha aumentado un 3,8%, desde los 10.156 millones de euros hasta los 10.543 millones.

El presidente y consejero delegado de Kimberly Clark, Thomas J. Falk, ha remarcado que la compañía sigue ejecutando las estrategias de su Plan de Negocio Global en “un entorno difícil” y ha apuntado que su disciplina de costes y financiera ha permitido otro trimestre con un “ahorro significativo” de los costes. Además, señaló que en el tercer trimestre se ha vuelto incrementar la inversión en innovación y en mercados estratégicos.