AMDPress.- La empresa valenciana fabricante de cajas y envases de fibra de madera Maderfibra espera tener operativa a mediados de 2003 una nueva fábrica en Marruecos, que supondrá una inversión de dos millones de euros, y para el que ya se han comprado los terrenos y cuyas obras están a punto de iniciarse.

Para esta nueva planta se ha creado la filial Maderafibra Maroc, SARL (Mafibra), con un capital social inicial de 90.000 euros -que en breve será ampliado-, controlado al 100% por la española Maderfibra, aunque ésta no descarta que en un futuro pueda incorporar algún socio local. La nueva fábrica tendrá una capacidad de producción de unos 20 millones de envases anuales y empleará a unas 40 o 50 personas.

Maderfibra, en abril de 2002 ha cerrado su primer ejercicio como nueva cabecera de negocio consolidando unas ventas de 15 millones de euros, que suponen una rebaja de casi un 20% sobre la ventas teóricas prevista hace un año, y también una superación del mal momento que atravesaba el sector en los últimos meses de 2001, cuando la previsión final de ventas se estaba cifrando en menos de los 10 millones de euros. Maderfibra, que ha aumentado recientemente su capital social hasta los 2,5 millones de euros y emplea a unos 150 trabajadores, alcanzó una producción en este último año de 23 millones de envases y cajas de madera, de los cuales exporta a Marruecos el equivalente a unos 4,2 millones de euros de facturación.