AMDPress.- El Ministerio del Medio Ambiente se encuentra preparando la normativa sobre gestión de aceites usados, en la que podría incluir una cláusula según la cual se prohibirá la venta de lubricante en cantidades superiores a un litro en aquellas grandes superficies que no dispongan de taller propio.

Se pretende evitar con ello que los usuarios realicen vertidos incontrolados y que hipermercados y otras superficies deban asumir las mismas obligaciones que el negocio de reparación en la gestión de residuos.