El Grupo Melitta está cambiando partes de sus líneas de producción para contribuir al suministro de las máscaras faciales que se necesitan con urgencia. En las instalaciones de producción de los filtros de café Melitta en Minden (Alemania), se están fabricando estas mascarillas faciales en grandes cantidades.

"Con nuestras capacidades de producción, podemos fabricar cantidades considerables de mascarillas faciales en muy poco tiempo", ha explicado Jero Bentz, miembro de la dirección general del Grupo Melitta y socio. "Durante décadas, nuestra empresa se ha especializado en el desarrollo y la producción de materiales filtrantes como filtros de café, bolsas de aspiradora y otros papeles especiales industriales como el papel de pared ( papel pintado) y materias primas para filtros de aire, incluso para el sector médico", señala Bentz.

Esta experiencia, junto con las instalaciones de producción de filtros de café, que están orientadas a la fabricación de grandes cantidades, ha sido ahora coordinada por la empresa con poca antelación para dar la máxima prioridad a la producción de las máscaras faciales. El resultado es una mascarilla facial, con la forma de filtros de café, con características de filtración, respiración y uso.

El resultado es una mascarilla facial, con la forma de filtros de café, con características de filtración, respiración y uso

Consiste en un material no tejido de tres capas e incluye una apa fundida que cumple con la norma para mascarillas quirúrgicas según EN14683 con una eficiencia de filtración bacteriana (BFE) mayor de 95%. En la primera etapa, estas máscaras se sujetan con un clip o bandas elásticas. En las siguientes etapas se planea seguir desarrollando las máscaras; la producción de las máscaras FFP2 y FFP3 también está en desarrollo.

Melitta ha producido el primer millón de máscaras esta semana. "Con nuestra actual capacidad deberíamos ser capaces de producir hasta un millón de máscaras cada día en un futuro próximo", comentan desde la compañía. Estas cantidades pueden incrementarse considerablemente paso a paso, siempre que se disponga de suficientes materias primas. Además de Alemania, el Grupo Melitta también planea utilizar las capacidades de producción existentes en los EE.UU. y Brasil para fabricar máscaras faciales para países de América del Norte y del Sur.

"Estamos convencidos de que, en términos de calidad y cantidad, junto con una rápida disponibilidad, podemos hacer una contribución significativa a la salud de las personas y a aliviar las restricciones causadas por la epidemia de la corona", según ha indicado Jero Bentz. Melitta distribuirá las mascarillas producidas en la primera semana, a sus propios empleados y donará un millón de mascarillas a los centros de salud.