AMDPress.- La filial de Metrologic en nuestro país, Metrologic Eria Ibérica, registró una cifra de negocio de 10,2 millones de euros durante 2003, lo que supuso un crecimiento del 12,1% respecto al año anterior, en el que obtuvo 9,1 millones. En cuanto a las previsiones para el año en curso barajadas por la compañía, se sitúan en un crecimiento cercano al 20%. A nivel mundial, el grupo situó su cifra de negocio en 138 millones de dólares, lo que representa un crecimiento del 19% en relación a 2002; mientras que el beneficio neto ascendió a 13,9 millones.

Con la intención de duplicar su mercado potencial, Metrologic está inmersa en un proceso de lanzamiento de cinco nuevos productos “que serán el motor de nuestro crecimiento durante este año y el siguiente”, según afirmó el director general de la filial española, Armand Marcos, durante la presentación de resultados de la compañía. El directivo destacó su “producto estrella”, el Stratos, capaz de leer un código de barras en las seis caras de un artículo; que “reforzará espectacularmente nuestra presencia en la gran distribución alimenticia”. Los otros cuatro productos son el lector de mano inalámbrico VoyagerBT, el lector de alta velocidad VoyagerPlus, el terminal portátil Navigator y el micromódulo de lectura láser para OEM MicroQuest.

Metrologic Eria, que principalmente comercializa lectores de códigos de barras con tecnología láser y cuya política de ventas se basa al completo en el canal de distribución, se fundó en enero de 2000 a través de la compra de Eria Instruments por parte de Metrologic. La facturación consolidada de ambas empresas “hubiese sido de cerca de 6,3 millones de pesetas”, señaló Marcos.

Con sede en Nueva Jersey, Metrologic se fundó en 1968 y cuenta con un total de 1.043 empleados repartidos en 11 delegaciones territoriales y tres factorías, dos en EEUU y una en China. La estrategia de la compañía con sus distribuidores, centrada en el Programa Concert, se basa en cinco pilares: política de precios transparente y agresiva; incentivos sobre ventas; asistencia comercial, técnica y logística, disponibilidad de stocks y disposición de fondos para marketing.