AMDPress.- Las ventas durante el año fiscal 2003/2004 de Monsanto (con cierre el 31 de agosto), proveedora mundial de productos agrícolas y biotecnología, alcanzaron los 5.457 millones de euros, lo que supone un incremento del 11% con respecto al ejercicio anterior. El beneficio neto aumentó en este mismo período un 293%, hasta alcanzar los 267 millones de dólares, frente a los 68 millones del año 2002/2003.

La compañía agrícola estadounidense hizo públicos estos resultados en un comunicado en el que atribuye este incremento al crecimiento de los ingresos procedentes de áreas como la biotecnología y en este sentido, su presidente, Hugh Grant, señaló que sus previsiones de crecimiento se basan en las semillas y en la investigación genética.

Esta mejora permite a la compañía incrementar sus previsiones de crecimiento anual para los dos próximos ejercicios, situando esta cifra entre el 8 y el 10 % para 2005. Partiendo de esa base más elevada, la expectativa para 2006 llega hasta el 10%.

Monsanto reforzó sus expectativas en el mercado europeo después de que la Comisión Europea aprobara el pasado miércoles la importación hacia la UE de su maíz modificado genéticamente Roundup Ready NK 603. Este maíz, cuyo cultivo es más respetuoso con el entorno según la compañía, podrá emplearse para la elaboración de alimentos destinados a consumo humano y piensos.