ARAL Digital.- Nestlé ha decidido realizar la automatización de la producción de alimentos infantiles hipoalergénicos que se realiza en su fábrica de Biessenhofen (Alemania) con una sola red EtherNet/IP y las soluciones de RockwellAutomation y Endress Hauser. Esta instalacion, que cuenta con 650 empleados, es una de las más grandes de la compañía en tierras alemanas. Además de alimentos hipoalergénicos para bebé, en Biessenhofen, la multinacional suiza también produce las marcas de pastas de cereales Alete y Beba, así como nutrición líquida clínica. Otros productos hechos en este centro, que ha ampliado su superficie y duplicado su capacidad de producción, incluyen las bebidas a base de café NescaféXpress y las salsas Thomy.

Según informa la compañía en un comunicado, Rockwell Automation ha participado desde el principio en el equipamiento de las nuevas instalaciones “debido a su excelente reputación y experiencia en la industria de fabricación de alimentos”. El proyecto comenzó en el verano de 2009 y la producción se inició en el verano de 2011.