AMDPress.- El grupo estadounidense de calzado y ropa deportiva Nike registró una pérdida neta de 49 millones de dólares al término del primer trimestre de su ejercicio 2002-2003, lo que supone un severo retroceso respecto a los 199,2 millones de beneficio del mismo periodo del año anterior.

La compañía achaca el resultado negativo a los ajustes contables derivados de las amortizaciones del fondo de comercio y precisa que, de no tomarse en cuenta dichos ajustes, el beneficio neto se habría situado en 217 millones de dólares, lo que habría supuesto un incremento del 6% respecto al mismo periodo del año fiscal precedente. Con todo, Nike admite que el descenso de las ventas en Sudamérica y América Central (cifrado en un 12%) ha incidido negativamente en su balance.