La piel es el único órgano en el que los signos de la edad se hacen visiblemente evidentes; arrugas, pérdida de elasticidad, pigmentación irregular, descenso en el nivel de hidratación, aspereza… para luchar frente a este proceso fisiológico, Beiersdorf acaba de poner en el mercado de cuidado facial su última innovación: la línea Nivea Cellular Anti-Age. Se trata de un tratamiento anti-edad de nueva generación basado en la combinación de tres ingredientes activos (Creatina, Ácido Hialurónico y Extracto de Magnolia). Esta innovadora tecnología tri-activa estimula la actividad celular para lograr una regeneración profunda de la piel en armonía con sus propios procesos naturales de renovación y es especialmente poderosa en incrementar la firmeza y reducir las arrugas, logrando así una piel de aspecto más joven. Además protege contra el daño celular y las manchas de la piel ocasionadas por los efectos dañinos del sol.

La nueva línea se compone de tres productos: Una crema de cuidado de día, otra de noche y un contorno de ojos que estarán en el mercado a un precio orientativo único de 14,99 euros.

La compañía espera con esta nueva línea crear un nuevo hito en el mercado del cuidado facial y repetir el éxito de ventas que está obteniendo con el lanzamiento de su Body Milk "bajo la ducha", el primer acondicionador de piel de Nivea.