AMDPress.- La empresa comercial y de representación de cajas, contenedores, palets y elementos de manutención Paxton Envases 2000, S.L., con oficinas centrales en Barcelona, está a punto de completar su renombramiento como Linpac Materials Handling Spain, S.L. El cambio, que no afecta a su actividad ni a su NIF de empresa que se mantiene, es consecuencia del proceso de integración de la británica Paxton Ltd. en el grupo de Linpac Plastic International Ltd., que lo compró en septiembre de 2001 a Mckechnie Ltd., ambas también británicas.

Se trata de un proceso ya en buena medida anunciado, en el que se consolida como una división con cierta autonomía el negocio de cajas, contenedores y elementos de manutención de la ya extinguida marca Paxton, la cual desde principios de año se venía presentando comercialmente como Linpac Material Handling.

En este mismo sentido, la empresa ha ratificado otros aspectos que también se avanzaron tras la compra con vistas a su presencia en España. La más destacada es la posibilidad, aún abierta, de que a medio plazo se fabriquen en España algunos modelos de las cajas y contenedores que ahora se traen de fábricas del grupo instaladas en el extranjero.

Linpac Material Handling Spain, cuenta con un capital social de 0,30 millones de euros, y hereda una actividad en la que están empleados seis trabajadores y movió un negocio que, al cierre de ejercicio de julio de 2002, alcanzó los 2,20 millones de euros. Su previsión para este año 2002-2003 se sitúa en llegar a los 2,50 millones.

En paralelo a todo ello, cabe citar el hecho de que en los últimos meses también se haya realizado un cambio en la estructura de su staff, con Egle Palma como nueva directora comercial, en sustitución de Carmen Rabascall, y la salida de su responsable de publicidad Noemí Parés, cuya vacante aun está por cubrir.

El renombramiento de esta filial comercial barcelonesa llega al mismo tiempo que el propio grupo Linpac inicia una nueva etapa, tras la reciente venta que el hasta ahora grupo familiar propietario ha hecho de su control mayoritario del grupo a favor de la firma inversora Montagu Private Equity (HSBC Private Equity) –operación de 1.220 millones de euros .

Una nueva etapa que, en lo que a España se refiere, implica la puesta en marcha de una nueva fábrica de envases de plástico rígido en la que se invertirán unos 21 millones de euros, y que operará como Clearpack y filial de Linpac Plastic Pravia.