Aral Digital.- El Grupo Río prosigue introduciéndose en nuevos mercados. Así y atendiendo a la gran demanda de aperturas en régimen de franquicias en Portugal, la enseña financiera del grupo, RioCredit, abrirá la primera oficina propia en Lisboa durante el primer trimestre de 2007.

RioCredit llega a al país vecino con el fin de suplir un carencia y cubrir las necesidades de una población que demanda servicios financieros. El objetivo del Grupo Río es consolidarse en el mercado portugués y superar la cifra de 50 oficinas operativas en un plazo de dos años.

La nueva oficina, situada en Lisboa, actuará como central de la enseña para el país luso y abarcará toda la gama de productos y servicios que la firma presta actualmente en España, como los habituales créditos personales al consumo, reagrupaciones de deudas, hipotecas para la compra de la primera vivienda y soluciones financieras para jóvenes y emprendedores.

También se ofrecerán productos y servicios especialmente diseñados para los autónomos y la pequeña y mediana empresa, así como la gestión de patrimonios compra venta de inmuebles y venta de empresas en crisis, hasta aquellos que conllevan problemas de morosidad o incidencias judiciales, pero adaptados al mercado y las necesidades del público portugués.

Respecto a las campañas publicitarias y acciones de marketing, el hilo conductor será el mismo que está llevando a cabo RioCredit en España, ya que ello constituye una gran ventaja para optimizar el desarrollo del negocio del franquiciado.

Con esta inauguración, el Grupo Río continúa desarrollando su plan de expansión a nivel internacional, que ya inició hace unos meses con la apertura de oficinas de Rioasociados Abogados y RioCredit en la República de Panamá.