Las multinacionales japonesas de electrónica de consumo, Sanyo y Sharp, han llegado a un acuerdo para producir conjuntamente electrodomésticos en todo el mundo. Se trata de una alianza, que según fuentes de ambas empresas, se extiende también a la investigación y desarrollo de nuevos productos para el hogar.

Los electrodomésticos mantendrán las respectivas marcas de los fabricantes. Sanyo cuenta con un volumen de negocio de 2.834 millones de euros (2.400 millones de dólares ó 471.552 millones de pesetas), mientras que Sharp se sitúa en 2.408 millones de euros (400.813 millones de pesetas).