La compañía especialista en la producción y venta de bolsas de basura y bolsas para la congelación de alimentos, Saplex, continua con su apuesta inversora en 2020 con 7,3 millones de euros, un 12,3% más que en el ejercicio anterior. Concretamente, un millón ha ido destinado a la mejora en maquinaria, 2,7 millones a la incorporación de nuevas líneas de fabricación de bolsas de basura, entre las que se incluye el lanzamiento de sus bolsas 100% compostables con cierre fácil que principalmente se comercializan en Mercadona bajo la marca Bosque Verde, y los otros 3,6 millones de euros a la ampliación de sus instalaciones en Canovelles en más de 4.000 metros cuadrados de superficie. Una cifra que se suma a los cerca de 22,5 millones de euros invertidos en los cinco años anteriores con el objetivo de aumentar y optimizar su capacidad productiva, reforzar su posición de liderazgo en el mercado español y seguir impulsando su crecimiento internacional.

Crecimiento en el mercado exterior

Tras dos años en Portugal con una gama de productos específicos, el crecimiento de Saplex está siendo muy notable. La empresa catalana ha cuatriplicado sus ventas mensuales respecto a 2019. Además, gracias a los establecimientos que la cadena de supermercados Mercadona tiene previsto abrir en Portugal a lo largo de 2021, Saplex espera disparar sus ventas en el país luso en un 50% a lo largo de este año. 

Además del crecimiento que la compañía está experimentando en Portugal, en 2020 Saplex ha continuado con su expansión internacional con marca propia y ha entrado en dos mercados donde todavía no estaba presente: Dinamarca y Colombia. Nuevos territorios que se suman a los 15 países donde la compañía comercializa sus productos: Francia, Holanda, Bélgica, Noruega, Finlandia, Lituania, Letonia, Estonia, Italia, Perú, Panamá, Chile, Emiratos Árabes, Suecia y Portugal.

Lanzamiento de nuevos productos

La innovación ha sido otro de los pilares de Saplex en 2020, algo que se ha constatado con el lanzamiento de sus primeras bolsas 100% compostables con cierra fácil. Se trata de bolsas especiales hechas a partir de almidón de maíz para la recogida selectiva de residuos orgánicos, una categoría de producto con el que la compañía ya fue pionera en 1997. Desde la incorporación del cierra fácil, las ventas de sus bolsas compostables han registrado un incremento superior al 50% en unidades.

Las bolsas compostables de Saplex también están presentes en mercados internacionales como Emiratos Árabes, Panamá, Portugal, Colombia y Chile. En estos dos últimos la compañía las ha introducido este 2020. Se trata de mercados cada vez más exigentes con la preservación del medio ambiente. Además, en esta materia, la compañía ha incorporado a todas las referencias de su portfolio el sello FSC, que certifica que el papel con el que están etiquetadas proceden de bosques gestionados de forma responsable.

Cierra el ejercicio creciendo un 3%

Saplex ha cerrado el ejercicio 2020 con una facturación de 61,5 millones de euros, lo que supone un 3% más que el año anterior. La compañía ha seguido trabajando en todo momento y ha incorporado 12 nuevos perfiles a su plantilla, sumando 140 trabajadores. Esto le ha permitido poder garantizar el abastastecimiento y responder así a la demanda en un año marcado por la pandemia. Una demanda que se ha incrementado principalmente en las bolsas de congelación de alimentos, que han experimentado un incremento a doble dígito. Con ellas la empresa tiene una cuota de mercado del 47,2% y con las bolsas de basura asciende al 46%. 

Asimismo, en los meses más duros de la pandemia -marzo y abril- Saplex repartió por iniciativa propia una prima extraordinaria a sus trabajadores como muestra de agradecimiento al valor, compromiso y responsabilidad de la plantilla. Y en 2020 la compañía también ha realizado acciones de colaboración con hospitales, residencias y voluntariado de la zona del Vallés Oriental y municipios de la provincia de Barcelona a los que ha donado más de 50.000 unidades entre bolsas y sacos.