ARAL Digital.- SCA ha concluido la adquisición del negocio europeo de papel tisú de Georgia-Pacific, cuyo precio de compra ha ascendido a 1.320 millones de euros libre de deuda. El negocio adquirido alcanzó 1.250 millones de euros de ventas en 2011. Georgia-Pacific posee una presencia consolidada en Europa tanto en productos de away from home (fuera del hogar) como de papel tisú de consumo. Sus productos en ambas áreas se comercializan bajo la reconocida marca Lotus. “Estamos muy satisfechos con el acuerdo. La adquisición es una apuesta estratégica que fortalecerá nuestra oferta de productos con marcas reconocidas y un gran alcance geográfico en Europa. Además, traerá consigo importantes sinergias”, señala Jan Johansson, presidente y CEO de SCA. Las sinergias anuales resultantes se estiman en 125 millones de euros, que serán totalmente efectivas en tres años desde la finalización de la operación. Asimismo, los costes relacionados se estiman en 130 millones de euros.

La operación se ha realizado tras la autorización de la Comisión Europea y su requerimiento de que SCA prescinda del negocio de papel tisú de Georgia-Pacific en Reino Unido incluyendo su capacidad de producción, el negocio de papel tisú de marca propia de Georgia-Pacific´s en Benelux licenciando la marca Lotus durante un periodo de tiempo limitado, y parte del negocio retail de marca propia de Georgia-Pacific y SCA en Escandinavia, incluyendo su capacidad de producción. Los negocios de los que prescindirá la compañía suponen unas ventas de 200 millones de euros aproximadamente; esta cifra se encuentra en línea con las expectativas y no modifica la valoración de SCA de la operación.

En España, SCA cuenta con alrededor de 968 empleados. Fabrica principalmente productos de tisú, tanto en rollos (papel higiénico y rollos de cocina) como plegados (servilletas y pañuelos de papel). La compañía destaca por su reconocido compromiso con la sostenibilidad y la conservación del medio ambiente; en los últimos cuatro años SCA España ha reducido el consumo de agua un 50% y ha logrado una disminución de emisiones de CO2 de alrededor del 10% en sus instalaciones.