AMDPress.- La fabricante francesa SEB, que tiene entre otras las marcas Rowenta o Tefal, ha mostrado su interés por adquirir el negocio de Moulinex. SEB es, según el administrador judicial que lleva el proceso de la suspensión de pagos de la empresa,la única que se ha interesado por Moulinex; por lo que el administrador judicial ha decidido prorrogar la fecha para presentar ofertas formales hasta el próximo martes a las 16 horas para dar más tiempo a eventuales candidatos. Si no hubiese ninguno, se decretará la liquidación de la compañía, que emplea a unas 21.000 personas en todo el mundo.

Moulinex presentó suspensión de pagos el pasado 7 de septiembre a causa de su elevado nivel de deudas (766 millones de euros o 127.451,7 millones de pesetas a finales de 2000).