AMDPress.- Tras la ratificación por parte del consorcio EPCglobal del nuevo protocolo Class 1 Generation 2 (Gen 2) para identificación por radiofrecuencia (RFID), más compañías se plantearán seriamente la adopción de la tecnología RFID en la cadena de suministro. Zebra Technologies, compañía especializada en soluciones de impresión bajo demanda para la mejora empresarial y de los procesos con diez años de experiencia en RFID, ofrece una serie de consejos para ayudar a las compañías a optimizar la impresión y codificación de etiquetas RFID inteligentes.

El primer paso es seleccionar el tipo adecuado de tarjeta para la impresora-codificadora, ya que las tasas de transmisión de datos, la memoria, el diseño de la antena y la capacidad de escritura son aspectos que deben ser evaluados para garantizar el buen funcionamiento de la tarjeta. En este sentido, Zebra aconseja consultar a un proveedor de aplicaciones para que le indique cuáles funcionan mejor con sus productos.

Como segundo punto, la compañía apunta la realización de pruebas preliminares con pequeños lotes de etiquetas RFID para asegurarse de que las etiquetas cumplen con su especificación y funcionan en su aplicación antes de hacer un pedido voluminoso.

El tercer paso es almacenar las etiquetas RFID a la temperatura adecuada, que oscila entre 15,5 y 95 grados centígrados y en condiciones ambientales estables. Como cuarto consejo, Zebra nombra la formación de los empleados para que la impresión de las etiquetas sea óptima. Otro aspecto igualmente importante es calibrar la impresora/codificadora para asegurarse de que se programan las tarjetas con precisión. En este aspecto, las impresoras-codificadoras con función de autocalibración pueden ayudar a optimizar esta operación.