Los smartphones han invadido todos los aspectos de nuestra vida diaria, incluidas las compras. De hecho, el 71% de los consumidores que utilizan su smartphone para obtener información dentro de una tienda señalan que ello constituye una parte importante de su experiencia de retail, según una encuesta realizada por Google, Ipsos MediaCT y Sterling Brands.

Por desgracia, nada menos que el 66% de los clientes encuestados manifiestan haber buscado información en una tienda y no haber encontrado lo que buscaban. Además, más del 40% señaló sentirse frustrado y más decidido a comprar en otro establecimiento. La realidad es que la mayoría de los clientes ya están utilizando sus smartphones dentro de su establecimiento, y muchos de ellos no regresan si no encuentran la información que necesitan.

Por ello, como comercio minorista, ¿no le gustaría ofrecer a sus clientes una mejor experiencia de cliente en tienda proporcionándoles la información que necesitan en los dispositivos que siempre llevan encima?

Afortunadamente existe una forma fácil de hacerlo. Hoy en día las redes de los establecimientos y los sistemas de análisis le permiten utilizar las tecnologías de localización Wi-Fi y Bluetooth Smart del smartphone para mantener interacciones personalizadas con sus clientes a través de una aplicación de fidelización u otra interfaz de sus teléfonos.

La tecnología móvil habilitada para localización le permite:

· Aumentar las ventas. Envíe cupones basados en el historial de compras del cliente o en la ubicación de este dentro de la tienda para estimular compras adicionales.

· Prestar un mejor servicio al cliente. Salude a los clientes por su nombre en su smartphone cuando entren en su establecimiento –o envíe un dependiente cuando el sistema de localización muestre que un cliente permanece durante un periodo de tiempo en un determinado departamento del establecimiento.

· Obtener visibilidad en tiempo real de los patrones de tráfico del establecimiento. Reciba alertas inmediatas cuando sean necesarios más dependientes en las cajas o en un departamento concreto.

· Ahorrar tiempo al cliente. Proporcione mapas e instrucciones paso a paso que ayuden a los clientes a localizar rápidamente los productos que están buscando.

· Analizar las operaciones de la tienda a largo plazo. Compare los patrones de tráfico y el comportamiento del cliente para determinar qué disposiciones de tienda y exposiciones de productos logran mayores ventas.

¿No le gustaría ofrecer a sus clientes una mejor experiencia de cliente en tienda, proporcionándoles la información que necesitan en los dispositivos que siempre llevan encima?

Animar a sus clientes a que utilicen sus smartphones puede traer consigo un aumento directo de las ventas. Según el estudio de Google, los clientes que utilizan sus teléfonos móviles para obtener ayuda gastan un 25% más en el establecimiento.

La buena noticia es que estas prestaciones no son difíciles de implementar. La realidad es que puede desplegar una red de localización inteligente en su tienda por la mañana y comenzar a actuar a partir de los datos que le aporta por la tarde.

Tecnologías innovadoras como las balizas y la gestión de software en la nube facilitan la recogida y el análisis de los datos necesarios para dar el mejor servicio al cliente en cualquier momento de su visita al establecimiento (y después de esta). Pero lo mejor de todo es que puede conseguir esto por menos de dos céntimos por visita de cliente al año