La irrupción de las nuevas tecnologías no ha servido sólo para crear nuevos modelos de negocio. Ha servido también para permitir la entrada de nuevos actores en negocios tradicionales y habitualmente dominados por grandes compañías. Las herramientas de gestión que proporcionan las TIC's están al alcance de cualquier emprendedor y David puede seguir venciendo a Goliat porque de nuevo no importa la fuerza ni el tamaño, sino la habilidad y el talento.

Pero también el modo cómo se usan esas herramientas permite marcar diferencias. Sobre todo, tras la nueva era tecnológica que se ha abierto con la generalización del 'cloud computing' o trabajo en la nube, una nueva dimensión en la que las aplicaciones y servicios se proporcionan directamente en la red, sin importar el terminal ni dónde se encuentren esos datos. El puesto de trabajo tradicional desaparece y las empresas pueden reducir de manera notable los recursos económicos destinados a equipos informáticos, porque puede prescindir de ordenadores, servidores y almacenaje local. 

Las herramientas de gestión que proporcionan las TIC's están al alcance de cualquier emprendedor y David puede seguir venciendo a Goliat porque de nuevo no importa la fuerza ni el tamaño, sino la habilidad y el talento

Lo que esta nueva era significa es otro modo de ofrecer y consumir servicios. La 'nube' ha revolucionado los mecanismos de comunicación entre los empleados de las compañías y con sus clientes. No hace tantos años existía una especie de barrera tecnológica que clasificaba a las empresas entre aquellas capaces de invertir sumas millonarias en nuevas tecnologías y las que decidían, o más bien se conformaban, con continuar en la era analógica porque no podían permitírselo. Hoy, esa barrera ha desaparecido y en su lugar la tecnología se ha democratizado permitiendo a las pymes acceder a servicios antes reservados a grandes multinacionales.

En este nuevo contexto, Palibex es un claro ejemplo de cómo conseguir una diferenciación competitiva en un mercado tan aparentemente inmovilista como el del transporte y de plantear iniciativas innovadoras dentro del sector, en muchos casos marcadas por la aplicación de estas nuevas herramientas tecnológicas.

Sin haber cumplido aún su tercer aniversario, esta Red de transporte exprés garantiza a sus clientes y usuarios finales la trazabilidad total online de sus mercancías, en gran medida destinadas a grandes superficies comerciales. Pero, el gran cambio respecto a otras redes es que sus miembros no tienen que hacer una inversión inicial en equipos tecnológicos porque toda su estructura está basada en el mencionado cloud computing y adaptada a cualquier dispositivo, incluso antiguo. Este sistema supone un importante salto cualitativo ya que el empresario gana libertad en la gestión y ahorra en hardware.

Todo ello es posible gracias a una plataforma tecnológica fiable y flexible que permite seguir la trazabilidad de los envíos desde el punto de origen al de destino gracias a una moderna aplicación de movilidad llamada Am y diseñada por CIC Consulting. Al tratarse de una aplicación móvil multiplataforma, soportada por cualquier smartphone, tanto las distintas delegaciones de Palibex, como los más de 9.000 clientes a los que atiende, pueden obtener información online y en tiempo real sobre el estado y la ubicación de sus expediciones.

La trazabilidad de los envíos también queda asegurada en el interior del almacén gracias a InfoLink, otra innovación de Crown, primer fabricante mundial de carretillas eléctricas. Esta aplicación mejora la seguridad de las mercancías y la productividad de los empleados, logrando con ello una reducción de los costes para ganar en competitividad.

La movilidad, es decir, el poder acceder a la información desde cualquier dispositivo electrónico y con aplicaciones específicas para terminales móviles (app's) se ha convertido hoy en la clave de cualquier servicio, de ahí que Palibex haya desarrollado ya varias apps relacionadas con su operativa e incluso con finalidades comerciales o de marketing como PBX Multimedia, que permite acceder de un solo vistazo a todo tipo de recursos escritos o audiovisuales sobre la empresa (noticias, fotos, videos o documentos) para poder presentarla a posibles colaboradores o clientes.

En definitiva, la tecnología nos ayuda a ser más competitivos a un coste reducido y nos permite pagar por el consumo que hacemos de ella y no por equipos que pronto se estropearán o se quedarán obsoletos. La creación de redes sociales internas que potencian la colaboración y la productividad debería marcar la nueva forma de trabajar, también en el área de Sistemas. Esa debe ser la orientación de las empresas en esta nueva era tecnológica porque el mundo ya no se comunica por email y hay que evolucionar con los tiempos.