EVOLUCIÓN DEL SECTOR Y DE LA COMPAÑÍA EN EL ÚLTIMO AÑO.- El sector de la distribución ha mostrado su fortaleza y su increíble capacidad de adaptación. La distribución alimentaria española ha demostrado ser una de las más eficientes de Europa a la vez que eficaz y sostenible, garantizando, gracias a la capilaridad de las cadenas regionales, el suministro y abastecimiento de alimentos a cualquier zona de España. 

En Euromadi estos últimos doce meses hemos seguido creciendo, apostando por la innovación, el conocimiento real de los gustos y expectativas del consumidor, garantizando la máxima eficiencia en todos los procesos. Hemos desarrollado nuevos proyectos en línea con los objetivos de nuestro plan estratégico 2016-2020 y hemos seguido trabajando y apostando por la digitalización, la sostenibilidad y la alimentación equilibrada y de proximidad. 

PRINCIPALES EJES DE CRECIMIENTO DEL MERCADO.- Los principales ejes de crecimiento están basados en la adaptación a las nuevas tendencias del mercado. La innovación y la digitalización son claves para conectar con el consumidor y ser muy ágiles en cuanto a la oferta y el surtido que se pone a su disposición en cada momento. La digitalización es la herramienta que permite mantener una escucha activa y permanente sobre las preferencias del consumidor y que sirve de base para tomar las decisiones que permiten aumentar el nivel de satisfacción del consumidor en cada zona en la que operan nuestros asociados. Por otra parte, seguimos apostando por la innovación por su papel clave en el crecimiento de las categorías y por su capacidad de dar soluciones a las nuevas necesidades de un consumidor cambiante. Combinando estos dos ejes hemos implementado experiencias en varias categorías que han arrojado unos resultados más que positivos.

Se ha consolidado también la apuesta por la proximidad, el auge de los productos frescos, la alimentación equilibrada, se ha producido un claro aumento online, y existe un mayor foco en las promociones y en la marca propia, entre otros aspectos. Se trata de tendencias que ya tenían una dinámica creciente y que la crisis sanitaria ha reafirmado y acelerado. La distribución de proximidad reúne las condiciones necesarias para ofrecer un gran nivel de satisfacción a las demandas del consumidor.

“Seguimos apostando por la innovación por su papel clave en el crecimiento de las categorías y por su capacidad de dar soluciones a las nuevas necesidades de un consumidor cambiante”

CAMBIOS EN LOS CONSUMIDORES CON LA CRISIS DE LA COVID-19.- Como hemos comentado anteriormente, la crisis sanitaria ha potenciado una serie de tendencias de consumo que ya se percibían en el mercado. En el contexto actual el precio cobra mayor relevancia debido a la situación económica, pero el consumidor sigue primando la alimentación healthy, con una clara preferencia por los frescos, la salud y la sostenibilidad… y con una fuerte apuesta por la distribución de proximidad. 

Desde Euromadi hemos respondido de forma ágil a la situación generada por la pandemia, implementando medidas internas para permitir al equipo de la central mantener su actividad comercial y administrativa recurrente y garantizando además la respuesta a los asociados ante el incremento de demanda de marca propia, congelados y otros servicios logísticos. También hemos asegurado el suministro de EPI´s (guantes, mascarillas, mamparas…) y hemos desplegado políticas de apoyo a nuestros sectores más afectados por la pandemia, el PDM y la Hostelería.

En lo que respecta a nuestros asociados, cabe destacar que todos ellos han demostrado tener un gran equipo, y resaltaría la gran agilidad en la toma de decisiones que ha sido crucial durante este periodo. Todos ellos han adaptado rápidamente los establecimientos para garantizar la seguridad y salud, tanto de los trabajadores como de los clientes, poniendo a disposición de éstos medidas adicionales que han ido desde limitación de aforos, la colocación de mamparas, la recomendación de mantener la distancia, el uso de guantes y geles hidroalcohólicos desinfectantes, etc. 

EVOLUCIÓN DE LA MARCA DE DISTRIBUIDOR.- La marca de distribuidor está cobrando cada día un mayor protagonismo, con un aumento en nuestro caso que se ha situado alrededor del 35% durante los meses de confinamiento, unos incrementos similares a los experimentados por la marca de fabricante. En todo caso, no hay que olvidar que el modelo por el que los socios de Euromadi apuestan es por un modelo de equilibrio para asegurar la capacidad de elección, donde la marca de fabricante y sus apuestas por la innovación y la colaboración para generar crecimiento en las categorías son el pilar fundamental de nuestra propuesta comercial. 

EVOLUCIÓN DE LA VENTA ONLINE EN GRAN CONSUMO.- La venta online llegó durante la crisis a superar la capacidad de suministro de casi todos los operadores del sector, y efectivamente hemos visto que en el mes de Junio, en un entorno ya menos excepcional, se sigue produciendo un aumento muy significativo de ventas, tanto en número como en importe medio.

A pesar de este incremento de tres dígitos que estamos experimentando, los establecimientos físicos siguen siendo el canal preferido de suministro de la gran mayoría de consumidores, y también lo será en el escenario de la denominada “nueva normalidad”. Sin embargo, el aprendizaje radica en que la crisis del Covid ha acelerado tendencias que ya se venían produciendo y la venta on-line es una de ellas, parece evidente es que el crecimiento del canal online no será pasajero, sino que se convertirá en estructural, y nuestros asociados están tomando ya las medidas para seguir ofreciendo los altos estándares de servicio que han dado hasta ahora. 

DESARROLLO DEL MODELO DE FRANQUICIA Y SU PAPEL FUTURO.- El modelo de franquicia en el sector de la alimentación está plenamente vigente, por dos motivos principales: en primer lugar por la creciente apetencia por la proximidad y en segundo lugar porque las modernas estructuras de los franquiciadores proporcionan a la franquicia plena capacidad para responder a las nuevas necesidades del mercado. El sistema de franquicia se ha consolidado como un modelo de futuro para el pequeño emprendedor, que puede acogerse a las garantías que le ofrece una determinada enseña, hemos visto que incluso durante el confinamiento han abierto con éxito nuevos establecimientos de alimentación. Las franquiciadores ofrecen cada vez más a sus integrantes sistemas de análisis y tratamiento de la información, e incluso datos relativos a su presencia y posicionamiento en redes sociales. Todo ello, con soluciones logísticas y modelos comerciales bien trabajados y definidos que proporcionan al comprador una competitividad en media de mercado con la ventaja de la ultraproximidad. 

Desde Euromadi estamos contribuyendo a las fortalezas que he descrito apoyando a los franquiciadores con proyectos que se engloban en dos grandes capítulos, por un lado la eficiencia (reducción de costes, surtidos eficientes, coberturas de necesidades, clusterizaciones, sinergias logísticas, marcas propias… etc) y por otro lado lo que llamamos el área consumidor donde desarrollamos el conocimiento de tendencias y preferencias del cliente (digitalización, Big Data, fidelización, etc.).

RETOS Y DEBILIDADES PARA EL SECTOR.- El sector del gran consumo ha demostrado su gran fortaleza en los últimos meses. En cuanto a las posibles debilidades, estarían las limitaciones -en algunos casos- frente al auge online, pero es algo en lo que el sector está avanzando a pasos agigantados. 

Los retos seguirán siendo responder a las nuevas necesidades de los consumidores, en un mercado maduro. Sabemos que el sector del gran consumo deberá hacer frente, principalmente, a una inexorable disminución de la natalidad, con lo que a largo plazo habrá menos población que alimentar. Cada vez habrá un mayor grueso de consumidores “senior” que coexistirán en el lineal -y en los canales online- con Millenials, miembros de la Generación Z… y para destacar deberemos adaptar nuestra oferta de forma extremadamente ágil y personalizarla a los distintos perfiles de compradores. 

“Los establecimientos físicos siguen siendo el canal preferido de suministro de la gran mayoría de consumidores, y también lo será en el escenario de la denominada “nueva normalidad””

EL NUEVO ESCENARIO PARA EL RETAIL FÍSICO TRAS LA PANDEMIA.- Los modelos de nuestras empresas deberán ser, ahora más que nunca, flexibles y adaptables. Seguirá siendo fundamental adoptar las medidas necesarias que transmitan confianza y seguridad a nuestros clientes, pues será la única manera de minimizar los impactos que los cambios de hábitos tendrán en nuestros negocios. 

Las previsiones para este año de caída del PIB cada día son más desalentadoras. Por tanto, en unos meses deberemos absorber los efectos negativos de la economía y las consecuencias en los hábitos de compra, por lo que nos deberemos replantear drivers como el precio, impulso del comercio online, platos preparados, entre otros. A pesar de ello, el consumidor actual seguirá primando la alimentación equilibrada, de proximidad, los productos frescos, a sostenibilidad, la comodidad que le aporta un surtido adecuado a sus necesidades de consumo, entre otros aspectos. 

PREVISIONES DE LA COMPAÑÍA PARA EL CIERRE DE 2020.- En estos momentos nos encontramos a mitad de año, con lo que es pronto para hablar de cómo se desarrollarán los próximos meses. Lo que sí podemos afirmar es que mantendremos nuestra trayectoria de crecimiento, como hemos hecho hasta ahora, gracias al compromiso de los profesionales que integran Euromadi. 

Contamos con el mejor equipo y hemos demostrado nuestra capacidad de adaptación y de respuesta a las necesidades del mercado. Los consumidores están mostrando su confianza en nuestros asociados, por ello, seguiremos trabajando al máximo para estar a su lado en todo momento y ofrecerles los mejores productos y servicios, al mejor precio, afianzando nuestra posición como referentes en el sector.