El sector del marketing y la comunicación sabe desde hace tiempo que impactar a los clientes con mensajes genéricos ya no es eficaz. Por eso, ha ido desarrollando gradualmente estrategias, ideas y campañas que, junto con los últimos avances tecnológicos, han permitido una potente personalización.

La personalización pasa por diseñar campañas específicas para cada usuario mediante un profundo conocimiento de sus gustos y rutinas; pero, además, logra que las marcas puedan adelantarse a sus necesidades y expectativas. Un factor de éxito no solo para sobrevivir, sino también para crecer. Algo imprescindible en un sector, el de la alimentación y el retail, con mucha oferta y competencia. Subíos al carro de la innovación, abrazad las tendencias del marketing que triunfarán este año. ¡Es urgente!

La ultra-personalización se convierte en esencial

Lo sabemos desde hace tiempo, pero en 2020, el marketing ultrapersonalizado será ‘imperativo legal’; las marcas tendrán que conocer a sus usuarios y entregar a cada uno de ellos contenidos específicos relevantes…o no hacerlo más.

Se acabaron los mensajes para comprar carne de ternera si el consumidor es vegetariano. Se acabó, por tanto, la publicidad ‘intrusiva’ que molesta y harta. Ahora, el consumidor solo recibirá mensajes acordes con su perfil de cliente, en el momento y lugar adecuados y en un formato que optimice su experiencia gracias a la tecnología. Y es que, a ti, ¿qué te impacta más: un mensaje escrito con una oferta que recibes en horas de trabajo y al que apenas prestas atención o un vídeo interactivo para entrar en una tienda cuando has salido de la oficina y pasas por un centro comercial?

El reto de la hiper-automatización de la creatividad

Con el 5G, el Big Data, la Inteligencia Artificial (IA) y las tecnologías de Machine Learning ha llegado la hiper-automatización, el desarrollo de tecnologías que analizan los gustos y comportamientos del cliente, captar nuevos, diseñar experiencias y estrategias personalizadas, monitorizarlas en tiempo real, medir los resultados y adaptar las estrategias a futuras acciones.

“Es necesario tenerlo claro y apostar por generar un ecosistema tecnológico debidamente conectado, integrado y bien gestionado, que difunda rápidamente mensajes relevantes y empáticos con cada consumidor, diseñados con altas dosis de creatividad”

El reto está en la automatización eficiente basada en una personalización de calidad de piezas muy creativas que sean, también, ‘automatizables’. Es necesario tenerlo claro y apostar por generar un ecosistema tecnológico debidamente conectado, integrado y bien gestionado, que difunda rápidamente mensajes relevantes y empáticos con cada consumidor, diseñados con altas dosis de creatividad.

La Inteligencia Artificial lucha por entender el contexto

Dicen los investigadores y líderes de opinión más influyentes sobre IA que en menos de 5 años, los ordenadores analizarán, interpretarán y entenderán el contexto, gracias a la integración de pistas conversacionales que permiten a los humanos comprender el sarcasmo y la ironía.

La utilización de la IA se multiplicará en todos los ámbitos, superando los límites establecidos hasta ahora (la atención al cliente mediante chatbots y asistentes de voz que responden consultas empresariales).

Puede ser el momento de que el FoodTech apueste por la comunicación con los clientes a través de máquinas que permitirán, a la larga, diálogos más auténticos y ‘reales’ de lo que ahora permiten. ¡Empieza ‘la humanización’ de los dispositivos electrónicos y digitales!

Una oportunidad: la búsqueda por voz

El uso creciente de la búsqueda por voz y la disminución de los fallos de asistentes de voz como Alexa, Siri y Google, obligará a las empresas a repensar sus estrategias de marketing digital. Más vale hacer caso a las predicciones: el 50% de las búsquedas de este año serán por voz y, en 2022, el 55% de los hogares estadounidenses tendrá un altavoz inteligente (y ya sabemos que lo que ocurre en EE.UU suele replicarse años después en Europa).

Sin embargo, la búsqueda por voz no se circunscribirá solo a los hogares, sino que se convertirá en una herramienta muy útil en el sector empresarial. Así que Alexa, Siri o el asistente de voz de Google se convierten en una plataforma más de marketing y comunicación para el sector de la alimentación y el retail.

La meta: ser una marca cognitiva

El marketing de datos permite virar el timón de la estrategia de comunicación a modelos de relación activa, donde los métodos de interacción marca-cliente consisten en simulaciones de procesos empáticos mediante el uso de capacidades cognitivas artificiales e Inteligencia Emocional Artificial.

De esta manera, las marcas se transforman en Marcas Inteligentes y los procesos de Marketing Automation lo hacen en procesos Cognitive Responsive (de sensibilidad cognitiva), que, mediante el profundo conocimiento del usuario, se adelantan a sus expectativas y a sus necesidades y se comunican con él a través de una voz que debería ser única, propia, original y coherente.

“¡Opta por ser una marca cognitiva! Pero que sepas que tendrás obligaciones con el usuario”

¡Opta por ser una marca cognitiva! Pero que sepas que tendrás obligaciones con el usuario, porque este, ahora más que nunca, exige conocer a marcas y empresas y que estas se comprometan activamente con los problemas que más engagement generan, que hoy en día son ambientales y sociales. Es evidente que esto empuja al sector empresarial a innovar y a crear altos estándares para tener procesos sostenibles y realizar acciones de responsabilidad social.

Otro apasionante reto, como el que emprenden empresas como Ogilvy Upcelerator, que en este ‘tablero de juego’ tan complejo y apasionante ha puesto en marcha servicios de personalización cognitiva desarrollados con players tecnológicos de talla mundial y grandes marcas de consumo.