Makro ha lanzado Makro Plus, un programa 100% personalizado que ofrece ventajas para los profesionales que trabajan en el sector hostelero y así facilitar su vuelta a la normalidad tras la reapertura de bares y restaurantes. Entre ellas, destacan las opciones de compra a crédito de tal forma que el cliente puede retrasar el pago al momento que negocien.

Y es que, el impacto de la crisis en la hostelería ha tenido un claro reflejo en la petición de nuevos créditos. Según los últimos datos del Banco de España, este sector incrementó en más de un 8% la financiación recibida en el primer trimestre del año, coincidiendo con las primeras semanas de confinamiento. Así, Makro Plus, se define como un programa con una amplia oferta de servicios 100% personalizable según las necesidades de cada uno de los usuarios.

Contempla una política de precios individualizada, acompañamiento personalizado con gestores especializados, así como herramientas digitales

“Nuestros clientes han tenido que hacer frente a una situación muy complicada durante estos meses. Ha incrementado, por ejemplo, la demanda de servicios de crédito y, desde Makro Plus, buscamos ofrecer alternativas en este sentido. En definitiva, queremos facilitar la vuelta a la normalidad a todos ellos que forman parte de la gran familia de los hosteleros”, explica Peter Gries, director General de Makro.

En este sentido, proporciona atención personalizada a través un gestor y profesionales de la compañía, así como un servicio de atención telefónica. Para garantizar la estabilidad de los negocios hosteleros y que estos puedan generar rentabilidad, el programa permite también la negociación individualizada de precios y cantidades. Respecto a medidas concretas en crédito en las compras, ofrece condiciones de crédito individualizadas adaptadas a los acuerdos comerciales de Makro, sin coste para los clientes Plus.

Asimismo, el proyecto engloba otros beneficios para los hosteleros en términos de entrega de pedidos, garantizando un 95% de nivel de servicio y ofreciendo mayor frecuencia de entrega por el canal que el cliente decida; o en cuanto a condiciones especiales para algunas categorías y herramientas digitales para las áreas de delivery, take away, comunicación y limpieza, entre otras.