Makro, como socio de la hostelería ha puesto en marcha una iniciativa para reforzar su apoyo a la cadena alimentaria y a los pequeños ganaderos y agricultores, unos de los principales perjudicados por el cierre de bares y restaurantes con motivo del estado de alarma.

El principal consumidor de corderos en el país era el sector hostelero. Por este motivo, Makro ha firmado un acuerdo con el proveedor segoviano Muñoz Berzal Hermanos para promover el consumo de cordero castellano y evitar así el desperdicio. Como resultado de esta acción, desde comienzos de esta semana hasta el próximo día 13 de abril se podrá encontrar en todos los centros de la compañía en la península grandes ofertas de cordero de Castilla y León.

Marta Pérez Postigo, Head of Corporate Communication, PR &CSR de Makro España ha declarado que “con esta iniciativa pretendemos mantener, en esta difícil situación, nuestro apoyo a la cadena alimentaria, así como a ganaderos y agricultores que se han visto gravemente perjudicados por la actual crisis que estamos viviendo. Desde Makro queremos apoyarles, y con esta primera acción dirigida a ganaderos ovinos castellanoleoneses pretendemos promover el consumo de este delicioso manjar que forma parte de nuestra gastronomía.”

Fruto de este acuerdo, la compañía prevé vender cerca de 500 unidades durante los próximos días y ayudar de este modo al sector ovino quien ha visto mermada su actividad económica de manera considerable, al tiempo que se evita el desperdicio alimentario.