El 14 de marzo se cumplió el primer aniversario desde que se decretó el estado de alarma con motivo de la Covid-19. Desde entonces, la hostelería ha reforzado las medidas de seguridad para que sus negocios sean lugares donde seguir disfrutando de la gastronomía.

Así lo ponen de manifiesto las cifras registradas por Makro durante este periodo, donde las ventas de gel hidroalcohólico se han disparado hasta alcanzar los 400.000 litros. Otro artículo demandado por los establecimientos hosteleros ha sido la lejía, de la que se ha vendido un 78% más. El resto de los productos desinfectantes también ha sufrido un crecimiento elevando llegando a alcanzar el 101% de incremento con respecto al año anterior.

Coincidiendo con las múltiples restricciones y cierres a los que la hostelería se ha visto obligada a hacer frente, la demanda de productos para food delivery y take away ha crecido un 17%, siendo los artículos más solicitados envases para transportar todo tipo de alimentos, así como los formatos monodosis: un 104% de incremento en las ventas de aceite, un 134% en vinagres; y un 80% más en condimentos.

Marta Pérez: “la hostelería española no ha dejado de luchar para mantener la viabilidad de sus negocios”

Asimismo, las estufas han sido un gran reclamo para los bares y restaurantes de cara a adaptar las terrazas y poder seguir ofreciendo servicio en el exterior. Así, Makro registró un crecimiento de las ventas de estufas de cerca del 50% durante 2020, con un incremento concreto del 300% durante el mes de octubre, coincidiendo con el cambio de temporada.

Marta Pérez Postigo, directora de Comunicación y RSC de Makro, ha querido destacar “desde hace un año la hostelería española no ha dejado de luchar para mantener la viabilidad de sus negocios. Se han adaptado con rapidez y creatividad a las restricciones y medidas sanitarias y no han dudado en invertir para adquirir productos que garanticen la seguridad de todos los ciudadanos en bares y restaurantes”.