Makro se ha colocado al lado de los alumnos de cocina de Formación Profesional que participan en la 34ª edición del campeonato Worldskills Spain 2013, que se celebra del 13 al 17 de febrero en el Ifema de Madrid. Todos ellos, procedentes de las 17 Comunidades Autónomas españolas, además de Ceuta y Melilla, intentarán demostrar por qué han elegido una profesión con tanto futuro en nuestro país como es la Hostelería. Makro y la Federación Española de Hostelería (FEHR) apoyan la formación profesional de los jóvenes cocineros aportando los alimentos necesarios para el desarrollo de la especialidad de cocina del certamen.

El campeonato Worldskills Spain, organizado por la Dirección General de Formación Profesional del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, para promover la Formación Profesional, cuenta con representantes de todo el país. Un total de 273 estudiantes de entre 16 y 22 años, distribuidos en 32 skills o habilidades profesionales compiten en busca de una victoria que les lleve a representar a España en los certámenes internacionales de Formación Profesional, Euroskills y Worldskills.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, en un acto con los patrocinadores del evento ha agradecido el apoyo de estas empresas para que esta competición se haya podido llevar a cabo. Wert ha manifestado que “el trabajo codo con codo de la administración y las empresas privadas es fundamental para la formación profesional dual”. Por su parte, Beatriz García Cabredo, directora de Comunicación de Makro, ha señalado que “Makro apoya y apoyará a los estudiantes de Hostelería, en este caso, ya que son nuestro futuro”.

Durante cuatro días de competición, todos los participantes deben sacar adelante un proyecto con el objetivo de obtener la máxima puntuación posible. Makro, junto con la FEHR, participa en la especialidad de cocina, pues ambos aportan los alimentos necesarios para que los aspirantes a cocineros profesionales puedan desarrollar el plan establecido.

A lo largo de la competición, que trata de promover y difundir la Formación Profesional y la especialización para que los jóvenes puedan abrirse camino en el actual entorno laboral, todos los participantes en el apartado de cocina deben realizar, de forma independiente, distintas funciones relativas a la preparación y manipulación de alimentos, así como a la elaboración de platos y postres. Todos ellos serán evaluados por un jurado, que dará sus puntuaciones bajo la dirección de un Comité Técnico presidido por la Subdirección General de Orientación y Formación Profesional del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Su veredicto lo dictarán el último día de competición teniendo en cuenta criterios de higiene, preparación, presentación y degustación del proyecto llevado a cabo por cada concursante.