Durante las últimas semanas, Makro ha identificado un aumento en la demanda de aquellos productos destinados a garantizar la higiene y seguridad de bares y restaurantes. En este sentido, y coincidiendo con las primeras fases de la desescalada, la venta de geles hidroalcohólicos se ha disparado un 1.526% respecto al mismo periodo del año anterior.

Otro producto esencial en la cesta de la compra de los hosteleros son las mascarillas. Así, desde que el pasado 4 de mayo la mayoría de las provincias de España pasara a la fase 0, en la que estaba permitida la apertura de bares y restaurantes con servicio de comida para llevar, se han adquirido en Makro más de 265.000 mascarillas tanto FPP2 como quirúrgicas. Asimismo, la venta de productos habituales de limpieza, como lejía y desinfectantes, ha crecido en un 21,7%.

En palabras de Marta Pérez Postigo, directora de Comunicación corporativa & sostenibilidad, “estas cifras ponen de manifiesto el gran esfuerzo que están haciendo los profesionales del sector para permitirnos volver a disfrutar de la gastronomía con totales garantías de seguridad e higiene. Esta profunda concienciación por parte de la hostelería en su conjunto muestra el deseo de bares y restaurantes por retomar la nueva normalidad a la mayor brevedad, pero asegurando la salud de empleados y clientes.”

Asimismo, Makro, además de facilitar todos los productos y servicios que precisan bares y restaurantes, ha puesto a su disposición distintas herramientas para ayudarles a adaptarse a la nueva normalidad. La compañía ha elaborado junto a FACYRE una Guía Práctica de Reapertura y Reactivación de la Hostelería que tiene como objetivo buscan ayudar a los hosteleros a potenciar su actividad y a encontrar alternativas que les permitan incrementar sus beneficios en estos momentos. A su vez, la compañía también ofrece cartelería gratuita para señalizar todas las medidas sanitarias y un dossier sobre cómo rehigienizar los locales para la reapertura.