Las carretillas Linde H50 EX y H60 EX se basan en las máquinas equivalentes de la producción en gran serie y ofrecen los mismos datos de potencia y niveles de ergonomía, rentabilidad y longevidad que aquellas. Además, cumplen las disposiciones europeas para el uso en atmósferas potencialmente explosivas (EN 1755) de la zona 2, y han superado ante el organismo alemán de inspección técnica TÜV Rheinland el examen de tipo en la versión ATEX conforme a la Directiva 94/9/CE. Debido a su espectro de aplicaciones, se ha atribuido una especial importancia al tema de la seguridad. Por esta razón, las nuevas carretillas antideflagrantes disponen de un motor diésel protegido según la norma EN 1834. El motor de arranque y la dinamo se encuentran alojados en una envolvente antideflagrante. Un intercambiador de calor, que enfría los gases de escape, garantiza que durante el uso de la carretilla los gases de escape y las temperaturas superficiales no sobrepasen el límite de 200°C en ninguno de los componentes.

La cabina generosamente dimensionada contiene componentes eléctricos acreditados y probados para la protección contra explosiones de gas. Entre estos se cuentan la palanca de mando central de Linde, que permite un manejo ágil y sin esfuerzo de todas las funciones del mástil, una pantalla multifunción, que proporciona al conductor todos los datos operativos importantes, así como el mando por doble pedal de Linde para una rápida inversión del sentido de marcha sin necesidad de cambiar la posición de los pies. Además, los vehículos están equipados con un sistema limpiaparabrisas especial.