Unilever y Chep han alcanzado un acuerdo para ampliar su contrato de colaboración en Europa con el objetivo de reducir el uso de paletas blancas y generar mejoras medioambientales. Así, Unilever ha incrementado en un 70% el uso de paletas Chep, sustituyendo de manera progresiva sus flujos de paletas blancas de intercambio en Alemania, Suiza, Austria, Italia, Polonia, Hungría, Escandinavia y Rumanía. La implementación se cerró en marzo de este año. James McCarthy, presidente de Chep en Europa, afirma "Chep mantiene una estrecha colaboración con Unilever desde hace décadas. Este nuevo acuerdo nos ha permitido innovar y poner en marcha programas conjuntos de reducción de emisiones de carbono, alineando nuestros intereses y logrando beneficios para ambas compañías. Es un buen ejemplo de la capacidad de Chep para establecer alianzas estratégicas y aportar valor añadido al mercado".

Lucrecia Bolognesi, Procurement director Logistics de Unilever, afirma "En Europa, somos usuarios del sistema pooling de Chep desde hace varios años. Ampliar este acuerdo simplificará nuestras operaciones y mejorará aún más la eficiencia de nuestra cadena de suministro. Incrementar el uso de paletas de pool, ayuda a lograr nuestro objetivo de duplicar el tamaño de nuestras actividades de aquí a 2020, reduciendo al mismo tiempo la huella medioambiental y logrando un impacto social positivo en los mercados en los que operamos". Chep ha dado a conocer recientemente al mercado un estudio independiente que confirma que su sistema pooling de gestión de paletas tiene un impacto para el medio ambiente considerablemente menor al que producen otros métodos alternativos, como la gestión de paletas en sistema de intercambio o los envíos a fondo perdido.

De acuerdo con dicho estudio, la decisión de Unilever de sustituir el uso de paletas blancas de intercambio por paletas pooling de Chep generará unos ahorros anuales de 4700 toneladas en emisiones de dióxido de carbono, el equivalente a las emisiones del consumo eléctrico de 750 hogares en un año, además de evitar que 400 toneladas de madera terminen en vertederos.