Linde Material Handling lanza un nuevo sistema de asistencia al operario "Control Dinámico del Mástil" (DMC) para carretillas retráctiles. Este exclusivo sistema está disponible en la gama de carretillas retráctiles de la serie Linde R14 – R20. La clave del sistema es un activador lineal eléctrico muy preciso que va instalado en el compartimento del motor de la carretilla retráctil. El único e innovador sistema de Retracción Eléctrica (ER) garantiza automáticamente una elevación y unos movimientos de retracción suaves y simultáneos para una productividad óptima.

El sistema DMC de Linde compensa y minimiza de forma automática tanto las oscilaciones como las deflexiones del mástil mediante movimientos opuestos, precisos y perfectos del carro porta mástil. Esto lo hace de forma rápida, precisa y energéticamente eficiente. Por este motivo, el operario de una carretilla retráctil de Linde adaptada con un sistema DMC no tiene que preocuparse de los tiempos de espera asociados a las oscilaciones y deflexiones del mástil.

Así, es capaz de almacenar cargas de palets de forma más rápida, uniforme y segura. Además, durante la recogida de una carga de palet de la estantería, las horquillas quedarán siempre completamente insertadas en el palet en la primera aproximación, lo que conlleva tiempos de ciclo más rápidos y así se elimina prácticamente el riesgo de dañar la estantería o la carga almacenada detrás.

Para controlar las oscilaciones y deflexiones dinámicas del mástil, de forma tan suave y eficiente como sea posible, Linde ha decidido no utilizar un sistema hidráulico y ha optado por un activador lineal eléctrico mucho más preciso y energéticamente eficiente. Otra ventaja es la elevación y retracción simultánea sin reducción en la velocidad, lo que permite obtener mayores ratios de productividad.