Ibermática y Eroski continúan extendiendo en el tiempo su alianza tecnológica, por la que la compañía TIC ha prestado diferentes servicios informáticos a la firma de distribución a lo largo de más de una década. 

La colaboración entre Eroski e Ibermática se remonta a 2004, año en el que la consultora TIC inició el proceso de aprendizaje de los aplicativos de la empresa de distribución, tanto en visión de negocio como de sistemas y tecnológica, cooperando en tareas funcionales y de programación: análisis, pruebas y desarrollo de software. En aquellos primeros años Eroski se encontraba en plena fase de expansión y, por tanto, de los sistemas y aplicativos que la apoyaban. En este periodo Ibermática alcanzó la madurez y consolidación del conocimiento del cliente y sus actividades.

Con la llegada de la crisis, Eroski se vio en la necesidad de optimizar la entrega de los servicios al negocio y, por tanto, de mejorar el time to market, minimizando además el gasto. Es decir, debía ser más rápida gastando menos y, así, ser más eficiente y más productiva. En este contexto, Ibermática entró a colaborar de lleno con Eroski a través de sus Software Factory vigentes desde 2007, combinando el conocimiento de las actividades del cliente junto al expertise en metodologías y conceptos de industrialización del software. Esta nueva forma de trabajar ha permitido a Eroski alcanzar sus objetivos time to market y en gasto, mejorando año a año las prestaciones de los servicios a pesar de la coyuntura económica del momento.

Uno de los proyectos más relevantes realizados hasta la fecha por Ibermática es el desarrollo y el mantenimiento del aplicativo MiSUMI (Mi SUMInistro), pensado desde la tienda y para la tienda. Es una herramienta de gestión, intuitiva y fácil de utilizar, que permite al usuario disponer de todo lo necesario para la gestión de las tareas relacionadas con el suministro: gestión de pedidos y su trazabilidad, stocks, o el seguimiento de campañas y ofertas, entre otros. Además, se han adaptado ciertas funcionalidades para su utilización "a pie de balda" mediante el uso de terminales portátiles. Otro de los proyectos estrella tiene que ver con el mantenimiento de los aplicativos y sistemas de información de las áreas de suministro y logística y económico-financiera.