Los ingresos por ventas de Esker ascienden a 112,3 millones de euros en 2020, lo que supone un aumento del 8% con respecto a 2019. Estos resultados vienen marcados por el éxito continuo de las soluciones de digitalización de la gestión de procesos basados en la nube, que representan más de 104 millones de euros (93% de las ventas), un 12% más que en 2019.

Los volúmenes procesados por la plataforma de Esker se han visto afectados negativamente durante el segundo trimestre de 2020 (aproximadamente un 25% en abril y mayo) debido a la disminución en la actividad de los clientes derivada de las numerosas restricciones gubernamentales para abordar la pandemia de la Covid-19.

La actividad repuntaba significativamente en el tercer y cuarto trimestre, volviendo a un crecimiento de dos dígitos. Sin embargo, a pesar de esto, Esker estima que este repunte no ha compensado por completo los impactos de la pandemia, ya que la actividad se mantuvo alrededor de un 5% por debajo del nivel esperado antes de la Covid. La resiliencia del modelo Cloud, así como la de las soluciones que el grupo ofrece a sus clientes, permitieron a la empresa lograr un crecimiento dinámico de los ingresos a pesar de la situación económica y de salud global.

Número récord de proyectos firmados

Más allá de los sólidos resultados financieros en 2020, el desempeño de las ventas durante el año también ha establecido un récord. El valor mínimo garantizado de los contratos firmados en 2020 aumenta un 17% en comparación con 2019.

Tras un primer trimestre exitoso, en línea con el rendimiento alcanzado en 2019 (+36%), la entrada de pedidos se vio fuertemente afectada en Q2 por el inicio de la pandemia (-20%). El repunte fue notable desde el tercer trimestre con una reanudación del crecimiento al 16% y se aceleraba en el cuarto trimestre con un récord histórico batido en más del 30%.

La entrada de pedidos ha sido particularmente dinámica en América (+36%) y Asia-Pacífico (+16%)

La importancia de las soluciones de digitalización para los procesos financieros y de servicio al cliente durante la pandemia y el excelente desempeño de los equipos del grupo han permitido lograr un fuerte crecimiento de las ventas a pesar de las limitaciones de salud. La entrada de pedidos ha sido particularmente dinámica en América (+36%) y Asia-Pacífico (+16%). En Europa, el retraso de las firmas hasta el cuarto trimestre ha permitido que las reservas se mantuvieran cerca del alto nivel registrado en 2019 (-4%).

Estos contratos plurianuales tienen un impacto marginal en los ingresos en el año en que se firman, mientras que su coste de adquisición, principalmente marketing y ventas, se cargan en su totalidad al año fiscal.

Inversiones de crecimiento continuo

En 2020, la plantilla de Esker aumentaba un 13% hasta alcanzar los 764 empleados a finales de diciembre. A pesar de la situación, Esker ha mantenido esencialmente sus planes de contratación para 2020.

Los esfuerzos se centraron especialmente en los departamentos técnicos, en particular I+D (+16%) y consultoría (+11%). Los equipos de Customer Experience (CX), dedicados a monitorizar y mejorar la satisfacción de sus clientes, también fueron considerados esenciales en tiempos económicos difíciles y fueron fuertemente reforzados (+24%). La contratación en los departamentos de ventas y marketing se mantuvo en un nivel acorde con el aumento de la facturación.

Los ingresos operativos de Esker han aumentado un 10% hasta alcanzar los 13,6 millones de euros en 2020, en comparación con los 12,46 millones de euros en 2019. La rentabilidad operativa aumentó ligeramente del 11,9% en 2019 al 12,1% en 2020 a pesar de los niveles de crecimiento de 2020, inferiores a los inicialmente previstos.

Las inversiones realizadas en I+D, consultoría y CX se han visto compensadas por los gastos controlados en ventas y marketing (+2%). La adopción del trabajo a distancia y el cambio hacia operaciones de marketing online o automatizadas han hecho posible mantener un alto nivel de rendimiento operativo mientras se controla el gasto.

Perspectivas para 2021 y flujo de efectivo disponible

El desempeño de Esker en 2020, tanto en términos de ingresos como de recepción de pedidos, permite al grupo acercarse al 2021 con confianza. Los contratos firmados en 2020, particularmente en el cuarto trimestre, impulsarán progresivamente el crecimiento de los ingresos en 2021.

Esta tendencia debería manifestarse a partir del segundo trimestre, dado un efecto base claramente favorable. Sin embargo, la situación económica y sanitaria actual en los mercados del grupo sugiere que el año 2021 no estará marcado por un regreso inmediato a la situación anterior al Covid-19. En estas circunstancias, Esker espera un crecimiento de 2021 cercano al 15%. En este nivel de actividad, la rentabilidad debería mantenerse en los niveles observados en 2020.