Uno de los objetivos de la industria alimentaria de platos preparados es el de adaptar dicho producto a diferentes perfiles de consumidores, haciéndolos más saludables. Antes los preocupantes datos del aumento de sobrepeso y obesidad en niños, resulta fundamental potenciar una alimentación equilibrada y saludable sin dejar de lado las actuales tendencias a favor del consumo de platos preparados. Éste ha sido el objetivo del proyecto Childbiopack, desarrollado de forma conjunta entre el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (Itene) y el Instituto Tecnológico de Producto Infantil y Ocio (Aiju), con el apoyo del Ivace de la Generalitat Valenciana y los Fondos Feder.

ChildBiopack es una línea de bandejas microondables que contienen menús nutricionalmente adaptados a distintas etapas del desarrollo infantil (3-14 años). El envase se adapta a las propiedades intrínsecas de los distintos alimentos de cada menú que afectan a su calentamiento en microondas. También, los menús se han diseñados en base a criterios nutricionales y socioculturales haciendo hincapié en el empleo de alimentos que potencien la dieta mediterránea.

En concreto, los envases desarrollados optimizan el calentamiento en microondas en términos de uniformidad de temperatura y tienen en cuenta el uso de materias primas más sostenibles. Gracias a la tecnología desarrollada, estos menús se calientan en el microondas de manera homogénea, llegando los distintos alimentos que conforman el plato a la temperatura óptima para su consumo.

Uno de los segmentos donde se requieren platos precocinados y que sean de fácil preparación es el de los comedores escolares. La elaboración de un menú nutricionalmente adaptado, así como envases que faciliten su calentamiento, resulta clave para conseguirlo.