Las ventas registradas por el Grupo Vidrala durante el año 2014 ascendieron a 468,4 millones de euros que representa una variación del -1% respecto al año precedente. A nivel general, la industria de packaging evoluciona condicionada por un periodo de debilidad económica que ha afectado a los niveles de rentabilidad del sector. La estabilidad de los márgenes operativos de Vidrala se asienta en las acciones internas dirigidas a afianzar la competitividad de costes y la eficiencia productiva. 

En resultado, el beneficio de explotación, EBIT, registrado en el ejercicio 2014 alcanza 69,6 millones de euros, lo que representa un margen sobre las ventas del 14,9%. Tras registrar un coste financiero equivalente al 0,7% y una tasa fiscal que se situó en el 22,0% del resultado, el beneficio neto en el periodo alcanzó 51,6 millones de euros. El cash flow libre obtenido durante el ejercicio acumuló 72,3 millones de euros. Representa un ratio de conversión a caja del beneficio del 140% en resultado de la adecuación del plan de inversiones a los objetivos de negocio y la disciplina en la gestión de las necesidades de financiación de capital circulante.

En consonancia con la dinámica actualidad del grupo, cuando ya se había iniciado el año 2015, Vidrala abordó un impulso relevante en su estrategia de largo plazo. El 14 de enero de 2015 se hacía efectiva la adquisición de Encirc Limited en la que supone la transacción más relevante de la historia del grupo. Encirc es un fabricante de envases de vidrio para el sector de alimentación y bebidas con actividades en Irlanda y Reino Unido. Opera dos plantas situadas en Derrylin, Irlanda del Norte, y Elton, Inglaterra, ofreciendo una completa gama de servicios, que incluye, además de la fabricación de envases de vidrio, procesos de envasado y servicios logísticos.