Las ventas de Vidrala durante el ejercicio 2015 ascendieron a 802,6 millones de euros lo que refleja un incremento del 71,4% sobre las ventas reportadas el ejercicio precedente y representa un crecimiento anual en perímetro comparable del 5,0%. El resultado bruto de explotación, EBITDA, se situó en 161,3 millones de euros equivalente a un margen sobre las ventas del 20,1%. El beneficio resultante en el ejercicio aumentó un 18,0% respecto al año anterior alcanzando 2,46 euros por acción.

El cash flow libre registrado en el ejercicio acumuló 88,2 millones de euros, permitiendo reducir la deuda al cierre del ejercicio hasta 404,3 millones de euros equivalentes a 2,5 veces el EBITDA anual.

La demanda global de productos envasados de alimentación y bebidas progresa de manera sostenida. Es el resultado de la paulatina evolución de los hábitos de consumo, el desarrollo de las estructuras de comercio modernas y el progreso sociodemográfico general. A nivel mundial, se estima que la comercialización de productos alimentarios preservados en envases rígidos experimentó durante el año 2015 un crecimiento anual del 4% llegando a representar valores económicos cercanos al 5% del producto interior bruto global. Son cifras que corroboran la consistencia de unas bases de crecimiento sostenibles.