La compañía de externalización de ventas Winche Redes Comerciales ha abierto una filial en Lisboa (Portugal), con la que refuerza su posición en el sector de empresas de outsourcing comercial. Winche ya realizaba acciones de gestión de punto de venta y fuerza de ventas en Portugal desde hace más de seis años, tanto para compañías de gran consumo portuguesas como para multinacionales con cobertura en España y Portugal.

El rápido crecimiento de la actividad comercial que Winche ha experimentado este último año, y la demanda de los servicios por parte de clientes en el país luso, han animado la constitución de la filial Winche, Sociedade Unipessoal, que dispone de un capital social inicial de 60.000 euros, y que "permitirá extender la compañía más rápido y atender mejor las necesidades de crecimiento comercial de los clientes", asegura Javier Scherk, director general de Winche Redes Comerciales.

Este nuevo proyecto de expansión de la compañía responde al plan estratégico de Winche Redes Comerciales para el curso 2013-2014, que contempla reinvertir todo el beneficio del curso anterior hacia nuevos clientes y la extensión territorial de los servicios de redes de venta externa. Winche cuenta con más de 10 años de experiencia en el negocio de externalización de ventas para grandes compañías, y confía en una rápida consolidación de la nueva filial Winche en Portugal, gracias a la confianza en el negocio de outsourcing que, según Scherk, "conlleva ahorros de hasta el 15%, al tiempo que convierte costes fijos en variables y resulta más efectivo".