El grupo holandés de distribución Ahold anunció ayer, 3 de julio, la adquisición, a través de su filial brasileña Bompreço, de cinco hipermercados pertenecientes al grupo francés Carrefour. Estos establecimientos reúnen unas ventas anuales de 50 millones de euros (8.319,3 millones de pesetas) y una superficie comercial de 4.000 metros cuadrados.

Ahold ha reforzado con esta operación su posición en el mercado brasileño, donde ya tiene 110 establecimientos mediante los cuales factura unos 1.700 millones de euros (282.856,2 millones de pesetas).

Bompreço, que se integró en diciembre de 1996 en Ahold, cuenta con 26 hipermercados, 82 supermercados y dos grandes almacenes en el norte de Brasil. Su plantilla la componen 21.000 trabajadores.