AMDPress.- Las dificultades por las que atraviesa el grupo holandés de distribución Ahold desde febrero pasado como consecuencia de los escándalos financieros acaecidos en algunas de sus filiales, como la estadounidense "US Foodservice", donde los beneficios se inflaron por valor de 856 millones de dólares, han llevado al grupo a que anuncie la supresión de 440 empleos en su filial de supermercados holandesa Albert Heijn.

Fuentes de Albert Heijn, que cuenta en Holanda con 50.000 trabajadores, han precisado que 250 empleos desaparecerán de las oficinas centrales de los supermercados y 190 en el sector logístico y de distribución, con lo que la reorganización estará completada a finales de diciembre de este año. Esta medida se circunscribe, según la filial de Ahold, únicamente al mercado holandés.

El fraude financiero de Ahold asciende a 970 millones de euros y la multinacional debe presentar sus cifras corregidas para el ejercicio 2002 antes del próximo 30 de septiembre, como condición para mantener facilidades crediticias por valor de 2.650 millones de euros.