Aral Digital.- La cadena de distribución de origen holandés Ahold ha obtenido unos beneficios de 391 millones de euros en el primer semestre de este año, es decir, un 34,7% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Esta reducción se debe a la incidencia de la crisis, si bien, los resultados se han situado por encima de las previsiones gracias a la reestructuración llevada a cabo por el grupo.

De hecho, el beneficio operativo de Ahold ha registrado un incremento semestral del 21%, hasta 571 millones, mientras que la cifra de negocio de los seis primeros meses del año alcanzó los 15.084 millones de euros, un 13,6% más que en el mismo periodo del ejercicio precedente.

Con respecto a las cuentas trimestrales, la multinacional holandesa ha ganado 195 millones de euros en el segundo trimestre, un 42,3% menos, aunque ha facturado en el periodo 6.430 millones, un 11,5% más.

El consejero delegado del grupo, John Rishton, ha calificado de “sólidos” los resultados a pesar de la actual situación económica, y ha destacado que Ahold está bien posicionada “en un creciente entorno competitivo”.