Aral Digital.- La empresa holandesa de distribución Royal Ahold ha obtenido en el primer trimestre de 2009 un beneficio neto de 196 millones de euros, lo que supone una reducción del 24,9% respecto a los 261 millones de euros registrados durante el mismo período del año anterior.

La compañía ha atribuido el descenso del beneficio neto, entre otros factores, a “una presión impositiva mayor y a un aprovisionamiento extraordinario de 66 millones de euros relacionado con las filiales norteamericanas BI-LO y Bruno's”. No obstante, el presidente del Consejo de Administración, John Rishton, ha declarado que “nuevamente hemos obtenido un resultado positivo gracias a nuestra estrategia de crecimiento del beneficio y hemos obtenido sólidos márgenes en Holanda y EE.UU. a pesar del desafiante clima económico”.

El beneficio bruto de explotación ha ascendido hasta los 396 millones de euros, lo que supone un 18% por encima del obtenido un año antes. La facturación del grupo holandés alcanzó los 8.654 millones de euros en los tres primeros meses del año, lo que se traduce en un 15,2% más que en el mismo periodo de 2008.

El incremento de la cifra de negocio de la compañía holandesa se ha visto beneficiada por la mayor debilidad del euro frente al dólar, puesto que en divisas constantes, las ventas crecieron sólo un 6,2%. De este modo, la cifra de negocio de Ahold ha crecido un 19,2% en Norteamérica, hasta 5.170 millones, mientras que en Europa creció un 9,7%, hasta 3.484 millones de euros.