Aral Digital.- "El mejor resumen que podemos realizar de la evolución de Caprabo es que hemos ganado a un mercado estancado, en una coyuntura económica muy complicada, gracias a que nuestro modelo comercial convence al consumidor, al haber radicalizado la apuesta por la calidad y el servicio, diferenciándonos de un mercado que cada vez es más homogéneo", sentencia Alberto Ojinaga, director general de la compañía, en declaraciones exclusivas a ARAL Digital.

Caprabo cerró el ejercicio 2010 con una facturación de 1.486 millones de euros, lo que significa un 1,4% menos que el año anterior, y un resultado de explotación de 17,4 millones de euros, un 34% más que en el curso anterior. A superficie constante, Caprabo gana en un 1,3% a un mercado estancado. "Estos datos dan una idea de la fortaleza de nuestro modelo, que tiene un claro hueco en el mercado actual, que cada vez está más homogeneizado", recalca Ojinaga.

"Nuestro supermercado del siglo XXI se apoya en el surtido, la calidad y el servicio. Hemos desarrollado y consolidado un modelo comercial basado en una compra completa en surtido y en ahorro", se enorgullece el directivo, quien detalla que un supermercado de Caprabo de 1.000 metros cuadrados dispone de más de 8.000 referencias, "lo que convierte nuestras tiendas en las más competitivas en oferta de marcas y en el supermercado urbano con mayor número de referencias".

Al surtido señalado, Caprabo suma unas 1.000 referencias de productos de marca Eroski, lo que supone un 12% del total de una tienda media. Las ventas de productos de MDD junto con las ventas de productos en promoción representan el 35% de las compras que se realizan en los supermercados Caprabo.