AMDPress.- Alcampo cerró el ejercicio 2005 con una cifra de ventas de 3.616 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,3% respecto al año anterior. Asimismo, obtuvo un beneficio neto de 86,6 millones de euros en 2005 frente a los 172 millones de 2004, cuando computó los ingresos extraordinarios derivados de la venta de la división de actividad inmobiliaria (98,5 millones).

El cash flow bruto de explotación fue de 195,7 millones, que supone un crecimiento del 7,2% en relación con 2004. Por su parte, el resultado de explotación de Alcampo creció un 19,5% hasta los 125,2 millones de euros.

La cadena de hipermercados invirtió el pasado año 79 millones de euros en la reapertura del establecimiento de Castellón, en el nuevo hipermercado de Albacete y en una gasolinera en Motril (Granada). Además, también continuó modernizando diversos centros con la instalación del sistema de Cajamiga (caja automática de pago rápido) en 12 hipermercados.

Alcampo cerró el año 2005 con 15.000 empleados que trabajan en 46 hipermercados y 20 estaciones de servicio. Para este año, la cadena tiene previsto inaugurar su primer hipermercado de Murcia, en el Centro Comercial Thader.

Por otra parte, dentro del sistema de accionariado voluntario para la plantilla, iniciado en España en 1996, la compañía repartió entre los empleados acciones por importe superior a 13 millones de euros, lo que supone un incremento del 17,4% en relación a 2004. El número de empleados de Alcampo que son accionistas del grupo Auchan ascendió en 2005 a 10.720 trabajadores, lo que supone el 98% de las personas que están en disposición de serlo.

Finalmente, dentro de la política de Responsabilidad Social Corporativa, Alcampo destinó 761.000 euros al capítulo de acción social y colaboración con el entorno durante 2005, sin contar las compras que realizó a centros especiales de empleo, que ascendieron a 1,45 millones de euros, el 31% más que en 2004.