Aldeasa ha vendido la línea de su negocio logístico especializado en distribución de productos perecederos, compuesto por sus filiales Aldeasa Almacenaje y Distribución y Distribución Climatizada (Climadís) -que junto con Ogden Cargo formaban su división logística-, a la compañía Santos Logística Retail, sociedad íntegramente participada por el Grupo Logístico Santos. El área de distribución de Aldeasa, que dispone de 18 centros y una plantilla superior a los 300 empleados, generó en el pasado ejercicio una facturación superior a los 5.000 millones de pesetas con un incremento del 13,7% con respecto al mismo periodo del año anterior. El mayor volumen de negocio de Aldeasa está constituido por la logística dedicada, contando entre sus clientes con grandes empresas del sector de la alimentación y la distribución comercial. El motivo que ha llevado a Aldeasa a desprenderse de esta línea de su negocio logístico se centra, según fuentes de la compañía, “en la estrategia dirigida a concentrarse en su negocio de distribución, eje del negocio aeroportuario, donde se potenciará la actividad logística especializada”. Por su parte, el Grupo Logístico Santos avanza con esta nueva adquisición en su campaña estratégica de crecimiento diseñada para los próximos años, que tiene como objetivo convertirse en una de las empresas líderes del sector logístico en España. La incorporación de la división de logística de Aldeasa significa además, según Gonzalo Sanz, consejero delegado del grupo, “avanzar en la política de crecimiento que nos hemos marcado. Con esta adquisición consolidamos nuestra posición en el mercado español y damos un paso adelante en nuestra meta de convertirnos en una de las empresas líderes del sector logístico español, con servicios a medida para cada cliente en la sincronización de la cadena de suministro”. Esta adquisición, junto con la compra en el primer cuatrimestre del año de Transerra, Transportes Laguna y Suñer Transport, el Grupo Logístico Santos prevé una cifra de negocio consolidada para el presente año de unos 25.000 millones de pesetas, frente a los 9.500 millones facturados en el ejercicio anterior.