La madrileña Alimentación Davila ha vendido un establecimiento de 400 metros cuadrados, situado en Madrid, a Comercial Superma, tras lo cual ha cesado actividad.