La multinacional británica Allied Domecq Plc ha obtenido durante el primer semestre de su actual ejercicio (septiembre 1999/febrero 2000) un beneficio operativo de 252 millones de libras esterlinas (unos 67.985 millones de pesetas), lo que significa un crecimiento del 12% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. El beneficio antes de impuestos ha ascendido a 210 millones de libras (unos 56.657 millones de pesetas), con un crecimiento del 6%. Este es el primer periodo como Grupo enfocado únicamente en las marcas (Allied Domecq Spirits and Wine y Quick Service Restaurants), después de la venta de la División de Retail en el Reino Unido en septiembre del pasado año. Según ha señalado el presidente de Allied Domecq, Christopher Hogg, "Ballantines, Kahlúa y Beefeater han sido los principales conductores del crecimiento en el negocio de Spirits & Wine. Por su parte, el negocio de Quick Service Restaurants (QSR) en Estados Unidos fue muy positivo con un crecimiento del 7% en Dunkin Donuts". En España, el buen resultado de Ballentines, Beefeater y Gavanes han sido los principales motores de crecimiento: Ballantines aumentó un 8% en volumen y Beefeater, un 11%. En cuanto a la División de Comida Rápida (QSR) registró un incremento del 58% en su beneficio operativo, hasta los 19 millones de libras (unos 5.157 millones de pesetas). La buena marcha de los resultados económicos del concepto de multibranding se ha convertido en esta división en un hecho atractivo para los franquiciados, de modo que el número de tiendas multi-brand ha crecido en este semestres un 7%.