Aral Digital.- Aurelio del Pino, director general de la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES) se muestra “optimista” de cara a 2011 y prevé que el sector de la distribución, “tras dos años muy malos, se estabilizará y ayudará a reactivar la actividad española”. Estas declaraciones las ha realizado hoy, 21 de marzo, en el marco de la Jornada Empresarial celebrada por la entidad en Madrid.

“Hemos observado un claro repunte de la economía española para 2011 y puede crecer a ritmo constante”, con lo que “animaría a las expectativas de consumo” de los españoles, indica el responsable de la asociación. Asimismo, Del Pino ha dispuesto como uno de los “principales retos” del sector que “cada empresa pueda decidir cómo negocia la relación laboral con sus trabajadores, sin que se pueda imponer determinadas condiciones que no se hayan pactado previamente”.

Sobre el incremento de los precios de las materias primas, el director general de ACES asegura que la distribución “es un sector muy competitivo”, y por ello cada empresa “seguirá queriendo ser la más barata”. “Las consecuencias del aumento de los alimentos en los mercados de origen se trasladará de una manera en la que decidan los eslabones anteriores, no la distribución”, manifiesta Aurelio del Pino.

La Jornada ha comenzado con un discurso del presidente de ACES, Ignacio Cobo, que ha señalado que “la distribución comercial minorista es uno de los sectores que está respondiendo con más agilidad empresarial a la crisis, realizando ajustes por la contracción del consumo con el menor sacrificio para el empleo”. Igualmente, Cobo ha remarcado la necesidad de “reivindicar el papel de las empresas como motor de la economía y definir un marco normativo que dé seguridad a las empresas”.

Otro de los participantes ha sido José Luis García Fuentes, vicepresidente Europeo de Nielsen para España y Portugal, que ha declarado que se observa un ligero repunte de la confianza del consumidor en 2010, respecto a 2009 y que ha destacado como el precio de la cesta de la compra se ha reducido un 1% en 2010, “ya que el consumidor español es más sensible a precios y ofertas”. También ha indicado “la pérdida de fidelidad” del consumidor, que compara más y visita de promedio 8,1 enseñas al año.

Asimismo, García Fuentes ha pronosticado un “incremento inminente” de precios que podría alcanzar el 2% a final de año en el sector del gran consumo. De hecho, en los meses de enero y febrero de 2011, la subida ha alcanzado el 0,3%, lo que “nos ha llevado a niveles de 2007”, ha indicado el dirigente de la consultora.

Por último, Antonio Garrigues Walker, presidente de Garrigues, ha cerrado las intervenciones de los invitados especiales con un análisis sobre la sociedad y la economía española en 2011, confiando en la recuperación económica del país, pero introduciendo unas reflexiones importantes sobre las consecuencias de las crisis locales en un mundo globalizado.