El próximo miércoles, las juntas generales extraordinarias de Azucarera Ebro Agrícolas y de Puleva aprobarán la fusión de ambas compañías en una nueva sociedad que se denominará Ebro Puleva, tal y como ratificaron por unanimidad el 23 de octubre sus respectivos consejos. Ambas juntas aprobarán la fusión mediante la absorción de Puleva por Azucarera Ebro Agrícolas en la proporción de una acción de Azucarera por ocho de Puleva, y las acciones de la nueva compañía fusionada podrían comenzar a cotizar antes del 31 de enero de 2001. Tras la celebración de las juntas, todos los accionistas de la nueva compañías recibirán un dividendo adicional de 20 pesetas por acción. Por otra parte, los consejos de administración de ambas compañías han aprobado presentar próximamente a sus accionistas un plan de ampliaciones gratis sucesivas para los próximos tres años con el objetivo de que todos los accionistas puedan incrementar su número de acciones sin desembolso alguno. La nueva compañía, que espera alcanzar una capitalización bursátil superior a los 1.500 millones de euros, tendrá unas ventas anuales de más de 2.300 millones de euros y unos beneficios netos estimados de 104 millones de euros.